EL PERFIL DE LOS YIHADISTAS EN EUROPA

EL PERFIL DE LOS YIHADISTAS EN EUROPA

Desde la creación del Estado Islámico y la instauración del califato tanto en Irak como en Siria, el yihadismo islamista ha cometido una serie de atentados, algunos de gran magnitud, en varias ciudades europeas: París, Londres, Berlín o Barcelona. Como lo indica Farhad Khosrokhavar, autor del libro “Radicalisation”, el yihadismo europeo sigue un doble modelo. Por una parte, el modelo de individuos desamparados, a menudo constituido por refugiados cuyas solitudes de asilo han sido desestimadas por las autoridades, a la imagen del joven tunecino autor del atentado en la capital germana el 19 de diciembre de 2016, o de personas aisladas que se caracterizan por padecer problemas de integración social. Algunos de ellos sufren incluso trastornos psicológicos. Los atentados cometidos en Londres el 22 de marzo de 2017 se inscriben en esta lógica. Estos últimos, ni son solicitantes de asilo ni, a menudo, inmigrantes de primera generación, sino individuos que han decidido cometer ataques sin recibir una orden expresa del Daech. Utilizan para ello métodos poco sofisticados, como el atropello masivo, que exige un escaso adiestramiento y recursos económicos limitados. Por otra parte, encontramos el modelo de grupos, estructurados y más o menos entrenados al manejo de armas y explosivos, compuestos por una docena de personas que deciden cometer atentados utilizando explosivos o armas de guerra, tales como las kalachnikov. Los autores de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París así como, aunque sea en menor medida, los que han perpetrado los atentados de Barcelona y Cambrils siguen ese modelo. Algunos de ellos han recibido sus órdenes del Estados Islámico y han realizado estancias en territorios contralados por el Daech (Irak, Siria, Libia o Yemen) o grupos afines como Al Qaeda, donde, además de ser adoctrinados, han seguido un entrenamiento militar e incluso han participado en combates. Pero, más allá de estos modelos y de la diversidad innegable de los yihadistas involucrados en estos atentados, es posible identificar una serie de rasgos comunes. En primer lugar, llama la atención el hecho de que la gran mayoría de los autores de estos ataques sean hombres, aunque mujeres hayan formado parte del aparato logístico que ha prestado ayuda, se hayan desplazado a Siria o Irak para acompañar a sus maridos o conyugues o incluso hayan intentado cometer atentados, como el atentado frustrado de París ante la catedral Notre Dame el 10 de septiembre de 2016. No en vano, especialmente en el caso de los grupos organizados, como los de París y Barcelona, la totalidad de los miembros eran varones. Esto resulta de la concepción rigorista y tradicionalista del Islam a la que obedecen los yihadistas, ampliamente marcada por el salafismo y el wahabismo, que atribuye un rol secundario...

Read More

VOTO ESTRATÉGICO, VOTO SANCIÓN Y VOTO VOLÁTIL

VOTO ESTRATÉGICO, VOTO SANCIÓN Y VOTO VOLÁTIL

Las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 se han caracterizado por importantes variaciones de votos, tanto a nivel estatal como a nivel del País Vasco sur. Así, el Partido Popular ha perdido 3.655.680 votos y el PSOE 1.472.132 sufragios, a pesar de estar en la oposición, mientras que Podemos ha irrumpido con fuerza con 5.160.709 papeletas, así como Ciudadanos. Las variaciones no han sido menores en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y Navarra puesto que EH Bildu ha perdido 115.186 sufragios, todo lo contrario de la formación morada que gana 397.000 papeletas. La comprensión de estas oscilaciones, a veces notables, supone distinguir tres tipos de votos: el voto estratégico, el voto sanción y el voto volátil. El voto estratégico significa que el votante, en un cálculo coste-beneficio y en función del contexto marcado por oportunidades y obstáculos, decide votar por uno u otro partido. Ese voto se ha manifestado en la CAV en estas elecciones donde una parte no desdeñable del voto de la izquierda abertzale se ha transferido a Podemos pensando que, en unas elecciones generales marcadas por un retroceso del bipartidismo y la irrupción de partidos emergentes, el voto a favor de la formación liderada por Pablo Iglesias propiciaría la reforma de la Constitución española para posibilitar el ejercicio del derecho a decidir tanto en Cataluña como en el País Vasco y la flexibilización de la política penitenciaria. La apertura mostrada por Podemos sobre la cuestión territorial ha favorecido esa transferencia de votos, especialmente en Gipuzkoa y Araba donde la formación emergente ha llegado en primera posición. Pero, lo propio del voto estratégico es que puede variar sobremanera de una elección a otra en función de las circunstancias y de lo que está en juego. El voto sanción traduce una voluntad del elector de castigar a un partido, a menudo en el gobierno, por su gestión y/o su mala conducta. El Partido Popular ha padecido de manera manifiesta ese voto como consecuencia de sus políticas de austeridad, sinónimas de recortes en las políticas y prestaciones sociales y de incrementos sucesivos de los impuestos, y de los casos de corrupción que se han sucedido a lo largo de la legislatura que acaba de terminar. El voto sanción se traduce, bien por la abstención de antiguos electores del PP, bien por la elección de otras opciones como puede ser Ciudadanos. A través de ese voto, el elector desea trasladar un mensaje de desaprobación y de condena por las políticas llevadas a cabo y las conductas mantenidas por los dirigentes de esta formación política. El voto sanción puede igualmente afectar a un partido de la oposición por su incapacidad a encarnar una alternativa atractiva y creíble. Y el...

Read More

BALANCE DE LA SEGUNDA VUELTA DE LAS ELECCIONES REGIONALES

BALANCE DE LA SEGUNDA VUELTA DE LAS ELECCIONES REGIONALES

La segunda vuelta de las elecciones regionales en Francia ha estado marcada por un notable incremento de la participación, con el 58,53% frente al 49% en la primera vuelta, es decir un aumento del 9,53%. Ese incremente es fundamentalmente el hecho de los electores de izquierdas que se han movilizado en mayor medida, bien para apoyar a sus candidatos clasificados para la segunda vuelta, bien para seguir las consignas de voto lanzados tanto por el Gobierno de Valls como por el Partido Socialista a favor de los candidatos de la coalición formada por Les Républicains, UDI y Modem en las regiones en las cuales el Frente Nacional había obtenido sus mejores resultados. En ese sentido, el “frente republicano”, aunque sea unilateral, ha desempeñado su labor de contención del partido de extrema derecha. Adentrémonos en los resultados obtenidos por cada una de las listas. La derecha y el centro-derecha llegan en primera posición tanto en votos (40,24%) como en número de regiones puesto que sus listas han ganado en 7 de las 13 regiones en juego, entre las cuales figura la simbólica y poderosa región Île-de-France. Si estos resultados suponen un claro auge con respecto a las comicios de 2010, donde la derecha solo cosechó 2 de las 22 regiones, se trata de una victoria con sabor agridulce dado que al aumento no es significado en votos y porcentajes y, sobre todo, porque su victoria en dos de las siete regiones obtenidas se debe a la retirada de las listas del Partido Socialista-Partido Radical Socialista y al llamamiento hecho por los líderes socialistas de votar a favor de los candidatos de derechas. Más allá, la línea dura encarnada y defendida por Nicolas Sarkozy que consiste en apropiarse temáticas y discursos de la extrema derecha con la esperanza de atraer a parte de sus votantes ha mostrado sus límites y está generando una viva controversia en el seno de su partido. Líderes de la talla de Juppé, Raffarin y Kosciusko-Morizet se han mostrado críticos con esta estrategia y, algunos de ellos, cuestionan abiertamente el liderazgo de Sarkozy; más aún teniendo en cuenta que se inicia la campaña por las primarias que designará el candidato de la derecha en la próximas elecciones presidenciales. El Frente Nacional, por su parte, fue la clara vencedora de la primera vuelta pero no ha conseguido transformar el ensayo haciéndose con una o dos regiones. De hecho, a pesar de haber conseguido el 28% de los sufragios y haber superado el 40% de los votos en Nord-Pas de Calais-Picardie y PACA, no gobernará ninguna región. No en vano, consigue afianzar su implantación e incluso ampliar su electorado puesto que ha conseguido 6,82 millones de votos, es decir...

Read More

Balance de las elecciones Catalanas

Balance de las elecciones Catalanas

Las elecciones autonómicas que han acontecido en Cataluña tienen un claro carácter plebiscitario, fundamentalmente por dos razones. Por una parte, porque las dos principales formaciones nacionalistas (Convergencia y ERC) se han unido en una lista conjunta, asociadas a las dos principales organizaciones soberanistas de la sociedad civil (ANC y Omnium), además de centrar su campaña en la reivindicación de la independencia. Por otra parte, porque el Gobierno central en manos del PP ha implicado a los principales líderes internacionales en defensa de sus tesis y ha convertido a la lista Junts Pel Sí en su interlocutor al aceptar el debate televisivo entre Oriol Junqueras y José Manuel García-Margallo. Y así lo han entendido los votantes, como lo muestra al participación histórica (77,44%) que supera en prácticamente diez puntos la ya alta movilización de los comicios de 2012 (67,76%). El carácter plebiscitario de estas elecciones ha polarizado el debate, favoreciendo las formaciones más comprometidas en la lucha por la independencia o el unionismo, y debilitando las listas favorables a una tercera vía, tales como el PSC y, más aún, Catalunya Sí Que Es Pot y Unió que se queda sin representación parlamentaria. Conviene detenerse en los resultados de cada formación política. Junts Pel Si aparece como la clara vencedora de estos comicios al conseguir 62 escaños, lo que representa el 39,57% de los sufragios y 1.616.962 votos. Esto supone 2.579 votos menos que los cosechados por las listas CIU y ERC en los comicios anteriores. Bien es cierto que, en este caso, Unió se presentaba por separado y que Convergencia apostaba decididamente por la independencia, lo que ha supuesto una ligera pérdida de votos. Además, distancia claramente la segunda fuerza política (Ciudadanos) que supera en 37 escaños y en 884.815 sufragios. Estos resultados, sin ser excepcionales, afianzan la apuesta soberanista y el liderazgo de Arthur Más. No en vano, Junts Pel Sí está condenada a llegar a un acuerdo con la CUP tanto para la investidura como President de Mas, ya que el total de las fuerzas no soberanistas (63) supera el número de escaños conseguido por Junts Pel Sí (62), como para la implementación del proceso soberanista en los plazos establecidos (18 meses). Por su parte, Ciudadanos incrementa notablemente su número de escaños, pasando de 9 a 25, y de votos, pasando de 275.007 a 732.147. Ese éxito se debe al claro posicionamiento de esta formación, desde su creación, contra el soberanismo y el nacionalismo catalán y la afirmación de su unionismo. En ese sentido, si Ciudadanos aparece en España como un partido centrista deseoso de renovar la democracia y de luchar contra la corrupción, tiene un posicionamiento más radical e intransigente en Cataluña. Ello le ha permitido atraer...

Read More

Resultados Definitivos de las elecciones departamentales en el País Vasco Norte

Resultados Definitivos de las elecciones departamentales en el País Vasco Norte

La segunda vuelta de las elecciones departamentales que acaba de acontecer en el País Vasco norte así como en el reste del territorio galo, ha confirmado las tendencias observadas en las primera vuelta, especialmente en el caso de Iparralde. En efecto, los resultados de la primera vuelta y el sistema de alianzas entre formaciones de izquierdas y de derechas dejaban pocas opciones para la sorpresa, más aun sabiendo que la participación apenas ha variado entre ambas vueltas en el conjunto del territorio vasco. De hecho, 1) la izquierda abertzale, además de conseguir dos escaños, ha incrementado sus apoyos, 2) la derecha y sobre todo el centro-derecha se han apoderado de los dos tercios de los cantones, 3) la izquierda ha confirmado su retroceso, a pesar de mantener tres escaños, y 4) el Frente Nacional de Marine Le Pen no ha incrementado sustancialmente su voto por carecer de reservas de votos. Adentrémonos en cada uno de estos aspectos. En primer lugar, los candidatos de EH Bai que se habían clasificado para la segunda vuelta en cinco de los doce cantones vascos, han conseguido resultados reseñables, puesto que cosechan 24.661 votos, frente a los 17.779 sufragios de la primera vuelta, lo que supone un incremento de 7.000 votos. Esto significa que, más allá de los votos adicionales provenientes de la abstención, los candidatos abertzales han conseguido atraer a numerosos votantes de los partidos de izquierdas de ámbito estatal como pueden ser el Partido Socialista, los Verdes o el Frente de Izquierdas. Ese dato es aún más reseñable que EH Bai no había dado ninguna consigna de voto para la segunda vuelta y que algunos candidatos de izquierdas eliminados en la primera vuelta no habían llamado a votar a favor de los candidatos nacionalistas vascos. En ese sentido, algunas barreras psicológicas parecen haberse difuminado o, al menos, atenuado. Gracias a ello, además de la elección del binomio compuesto por Iriart y Ayensa con el 78,05% de los votos, los candidatos de EH Bai han supera el 40% de los sufragios en todos los cantones, excepto en el de Bidaxune. Cabe señalar el resultado obtenido en San-Juan-de-Luz donde la candidatura abertzale cosecha el 45,40% de los votos, a pesar de que se trate de un territorio conservador con un claro dominio del centro-derecha. En segundo lugar, la derecha y sobre todo el centro-derecha son los claros vencedores de estas elecciones en el País Vasco norte ya que consiguen hacerse con ocho escaños. Conviene recordar que, en la primera vuelta, llegaron en primera posición en nueve de las doce circunscripciones y que se clasificaron para la segunda vuelta en todos los cantones vascos, excepto en el de Errobi-Aturri. Han mejorado sus resultados de la...

Read More

Balance de la primera vuelta de las elecciones departamentales en el País Vasco Norte

Balance de la primera vuelta de las elecciones departamentales en el País Vasco Norte

La primera vuelta de las elecciones departamentales que ha tenido lugar el 22 de marzo en el País Vasco norte y en la práctica totalidad del territorio galo, ha desembocado en resultados significativos tanto para los partidos nacionalistas vascos como para las formaciones políticas de ámbito estatal. Más allá de la fuerte abstención, que ha alcanzado el 48,61% en el conjunto de Iparralde, con notables oscilaciones en función de los cantones dado que ha sido del 51% en la costa y del 40% en el interior del territorio, pueden extraerse las siguientes conclusiones: 1) EH Bai en particular y los nacionalistas vascos en general han obtenido resultados históricos tanto en votos como en porcentajes; 2) la extrema-derecha encarnada por el Frente Nacional (FN) prosigue con su implantación local cosechando el 13,25% de los sufragios; 3) la izquierda se derrumba puesto que solo consigue mantenerse para la segunda vuelta en los cantones costeros; y 4) el centro-derecha y la derecha se afianzan teniendo serias posibilidades de hacerse de nuevo con las riendas del Consejo Departamental de los Pirineos Atlánticos. Analicemos estos datos más detalladamente. En primer lugar, EH Bai aparece como la clara vencedora en esta primera vuelta dado que cosecha el 16,09% de los votos, lo que representa 17.779 votos. Esto le permite clasificarse para la segunda vuelta en 5 de los 12 cantones del País Vasco norte, al llegar en primera o en segunda posición. Es reseñable que en el cantón de Errobi-Aturri llega en primera posición con el 37,90% de los votos y se enfrentará en la segunda vuelta a la candidatura del Frente Nacional, lo que le asegura la victoria dado que la extrema derecha genera cierta repulsa en buena parte del electorado. Estos resultados suponen un incremento del voto abertzale que mejora incluso los ya obtenidos en las últimas elecciones municipales donde los candidatos de EH Bai superaron la barra simbólica de los 15.000 votos. Más allá, estos resultados visualizan el nuevo posicionamiento de la formación nacionalista vasca que deja de ser un partido bisagra para convertirse en una verdadera alternativa a los principales partidos de gobierno. En segundo lugar, cabe poner de manifiesto los buenos resultados obtenidos por el Frente Nacional ya que consigue el 13,25% de los sufragios en la totalidad del País Vasco norte, superando el 10% en la práctica totalidad de los cantones vascos, y sobrepasando el 16% en los cantones de Baiona 2 (18,46%) y Errobi-Aturri (16,74%). Aunque no alcance los niveles estatales, donde supera el 25% de los sufragios, se sitúa a un nivel históricamente alto. En ese sentido, ese territorio dominado por la democracia-cristiana de centro derecha y poco proclive a las tesis de extrema derecha, se ve...

Read More