SISTEMAS ELECTORALES, IMPLICACIONES POLÍTICAS Y ESTRATEGIAS PARTIDISTAS

SISTEMAS ELECTORALES, IMPLICACIONES POLÍTICAS  Y ESTRATEGIAS PARTIDISTAS

Los sistemas electorales, tales como figuran en la Constitución española de 1978 y la Ley Orgánica del Régimen Electoral General de 1985, rigen las modalidades de elección de los diputados y senadores en las elecciones generales. Esta normativa, que se inscribe en el Estado de las Autonomías, aspira a compaginar representatividad y gobernabilidad, en un contexto político marcado, por una parte, por la instauración de la democracia, bajo la forma de una Monarquía parlamentaria, y, por otra parte, por el predominio de ciertos partidos, de ámbito estatal y autonómico. Estos sistemas se aplicarán en las próximas elecciones generales que tendrán lugar el 28 de abril. En lo que se refiere al Congreso, se elegirán 350 diputados que representarán a 52 circunscripciones de acuerdo con la Ley d’D’Hondt. Se trata de un sistema de cálculo proporcional creado por el jurista belga Victor D’Hondt a finales del siglo XIX y que se aplica igualmente en varios países europeos, tales como Bélgica, Finlandia o Irlanda, así como en naciones ajenas al Viejo Continente, a la imagen de Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, Israel o Japón. A estas elecciones se presentan los diferentes partidos en listas cerradas, de modo que no sea posible elegir a candidatos que figuran en distintas planchas. En virtud de esta ley, mientras que Ceuta y Melilla se ven asignados un diputado cada uno, el resto de las circunscripciones provinciales disponen como mínimo de dos diputados y el resto de los diputados “se reparten en función de la población empadronada”. Para proceder a dichas asignaciones, se excluyen las candidaturas en cada circunscripción que no hayan obtenido, como mínimo, el 3% de los sufragios válidos emitidos; sabiendo que los votos en blanco son considerados como efectivos. “Con el resto de candidaturas, se ordenan de mayor a menor”, según los votos conseguidos. Se divide, entonces, “el número de votos obtenidos por cada candidatura (…) hasta el número igual al de los escaños correspondientes a la circunscripción. Los escaños se atribuyen a las candidaturas que obtengan los cocientes mayores, atendiendo a un orden decreciente”. En cuanto al Senado, en virtud del artículo 69 de la Constitución y de los artículos 161 y 165 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral, los 266 senadores son elegidos según un doble procedimiento. Por una parte, “la mayor parte de los senadores son elegidos en circunscripciones provinciales”, tiendo en cuenta que, “en cada circunscripción, se eligen cuatro senadores”, excepto en las circunscripciones insulares. Los senadores son elegidos “por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto”. Además, “aunque los candidatos aparecen agrupados por partidos políticos [o coaliciones de partidos] en la papeleta de votación, las candidaturas son individuales a efectos de votación y escrutinio, de tal modo que...

Read More